INVIERNO. OTRA VEZ


ABORTAR LA HIPOCRESIA
October 29, 2009, 12:26 am
Filed under: Uncategorized

Pregunto en clase de derechos humanos a mi audiencia, hombres y mujeres, la mayoría mayores que yo, “¿y ustedes qué piensan de este tema del aborto?” Un par de voces desde el fondo, “¡en defensa de la vida! ¡abortar es matar! ¡esas son madres asesinas!” me gritan atropellando las voces. “¿Les parece si pensamos juntos sobre este tema, cómo si nadie lo hubiera pensado aún?” – propongo. “Noto en su manera de hablar demasiadas emociones y así no se puede pensar” “¿Ponemos la culpa (la bendita culpa) a un lado para pensar con libertad? Quizás lleguemos al mismo lugar en el que ahora estamos, pero veamos a dónde nos lleva pensar solitos”- propongo ingenuamente.

Es entonces cuando esta mujer hace explícito lo que sabemos pero nunca había oído de manera tan literal: “¿pero cómo vamos a pensar sin culpa?, si es la culpa la que nos hace ser buenas personas… por lo menos a los que queremos serlo!”, acusándome muy sutilmente de estar fuera del ámbito de lo que ella y otros consideran que es ser buenas personas.

Al salir al descanso, una de las mujeres me dice como en secreto pero en voz no tan baja. “Pero qué tanta cosa, si te tomas unos mates de coca bien cargados y ya nadie dice nada”. Luego el hombre de más allá, que podría parecerse a algún tío mío, se acerca y me dice riéndose, “uuuy no creo que convenzas a nadie ah, pero si sigues hablándonos quizás logres destapar aunque sea un poquito.” ¿Convencer? ¿a quién? ¿de qué?, ¿de pensar libremente? ¿De eso hay que convencer a alguien?

Si en este país se van a tomar decisiones políticas y éticas sin una reflexión y visión comprensiva de la realidad, y se va a posponer hasta quién sabe cuándo el esfuerzo de elevar los estándares de vida y fomentar la libertad – responsabilidad de sus ciudadanos, creo que nuestras publicitadas pretensiones de ser un país moderno en el que además nos ufanamos de valorar la diversidad (supongo que esto incluye la de pensamiento), son preocupantemente bajas.

Si este no va a ser un estado laico y se van a tomar decisiones vitales desde la perspectiva de la fe de algunos creo que estamos por lo menos en derecho de saberlo para tomar nuestras no tan divinas providencias en todos los ámbitos de la vida. No podemos seguir habitando la hipocrecía ni alimentando con palabras absurdas y silencios cómplices los dobles discursos y la incoherencia sitemática. Parece que por lo pronto nuestras más importantes decisiones las seguirá tomando el libre mercado y la fe de unos cuantos. ¿Nosotros? No nosotros no, cualquiera menos nosotros. Hipócrita escenario liberal.

Al regresar de dictar el curso durante todo el fin de semana, debo confesar que estaba agotada. Me metí en la cama y me di cuenta de lo cansada que estaba y de este airecito de resignación que se había colado por el cansancio. “Necesito algo en qué creer” – sentí. Una religión que tenga como únicos dos mandamientos: Pensarás y No obligarás a nadie a creer en nada junto contigo. Amén.

Advertisements

5 Comments so far
Leave a comment

Comparto esa religión y sus dos únicos mandamientos.

Comment by Mariella Sala

Querida Sandra, gracias por enviarme tu reflexión. Comparto la idea central, importante para garantizar convivencias pacíficas y amistosas. He tratado de seguir el debate por internet, y las posturas encontradas me parece sumamente ideologizadas y, al parecer, regidas por intereses subalternos distintos a los que se dicen defender publicamente. Tampoco creo que el problema sea la religión en si (tan importante como regulador social y sostén espiritual), sino la forma cómo se malinterpreta comunmente. En mi opinión, los creyentes deben entender que la religion a la cual pertenecen, no es una verdad absoluta sobre la vida y el infinito, sino una construcción social en un determinado periodo histórico, y que, como tal, deben ser comprendida en su contexto, para adaptar sus postulados a los cambios que van ocurriendo en nuestras sociedades. Posturas conservadoras que buscan reprimir (principalmente la sexualidad) impiden un ejercicio sano y realista de las creencias religiosas. Y son ellas, las religiones y sus iglesias, las que más pierden.

Para terminar, un chistecito, ya que estamos en el tema:

Una senora preocupada porque su loro sólo repetía una frase que se le había quedado grabada de una protesta callejera – “Muera Alan conchasumare! – fue donde el parraco a pedir auxilio.

– Hija, dejeme a su loro acá, que lo junto con el mío – el cura tenía un loro, ojo – y terminará recitando sólo salmos y oraciones.

– Gracias padrecito!.

A los días vuelve la senora, y el parroco le ruega que se lleve urgente al bendito loro.

– Qué pasó padrecito?

– Ay, hija. Si supiera: ahora cada vez que su loro repite Muera Alan conchasumare!, el mío replica “Se lo pedimos, senor!”

Comment by quique

Sandra, tus escritos se hacian extrañar.

No siempre estare enteramente de acuerdo, pero me gusta como estas llevando el debate. Dejame referirme a un tema que tocas y esta en la base de cualquier debate serio sobre este tema: el respeto a la diversidad de pensamiento.

Para alguien que ve de lejos el pais, es crucial caer en cuenta de cuan poco diversos somos aun. Separamos iglesia y estado, pero culturalmente, nuestro pensamiento esta imbuido de una homogeneidad religiosa que define nuestras escalas de valores, prioridades, y tabues. Y eso nos impide reconocer cuanto daño le hacemos al individuo (y, seamos sinceros, mas a la mujer que al hombre) cuanto limitamos sus opciones, y cuan poco facilitamos que nuestra sociedad se pueda regir por la razon y no por la dictadura populista o elitista, de la virtud.

Hasta que no nos atrevamos a sacrificar esa homogeneidad a cambio de un mayor respeto a la diversidad, algo tan elemental como discutir el derecho al aborto, va a pasar por estos mismos problemas. Pero soy optimista. Lo dice alguien que ve el proceso ocurrir en el lugar menos pensado hace 30 años.

Un abrazo desde Canada.

Comment by Eduardo

Sandra salcedo… Por tu forma de escribir o de pensar creo que eres la sandra salcedo q alguna vez conoci… Estudiaste en el IPP un par de ciclos?

Comment by Luis

definitivamente me ayudo muchisisismo la clase de creatividad para ver desde otro angulo la vida y otras cosillas mas y ahora con esta pagina mucho mas!! gracias! por compartir tan grande empeño con nosotros
exitos
sandra salceso

Comment by mercedes palacios cordero




Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: