INVIERNO. OTRA VEZ


papilas – poemario

 

Receta para papilas

Sandra Salcedo

 

Pasar la vida intentando comprender este espacio y este contenido que significa ser en el mundo. Procurando verlo todo, sentirlo todo, amarlo, para finalmente pretender, en esos segundos de la más pura ignorancia y soberbia, saberlo, me ha traído de la lengua hasta aquí. Y pudiendo pensarse que se trata de una ironía, aclaro desde el principio que hablo muy en serio cuando digo que, en los últimos tiempos, algo agarró mi lengua y hasta hoy no la suelta.

 

Me he quedado sin argumento, me ha obligado a callar. Mi lengua está ocupada hoy en otros menesteres que la comprometen desde la raíz hasta la punta. Y este silencio de quien anda concentrado en otros saberes es, en realidad, de quien, por el momento, se dedica más a los sabores.

 

Y redundo en el silencio porque es como se honra el placer en el ámbito del sentido del gusto. Esto me tiene fascinada: en una buena mesa se come en silencio. Nada la aleja de una muestra impecable de arte plástico o del acto final de una obra de teatro. Aquí, los sabores se exponen y quizá sea esta una de las formas del placer más íntimo del que un ser humano puede llenar a otro. Aquí nada de no tocar. Aquí se toca, se mastica, se saliva, se traga, se calla, y el creador de la obra prevé, como en todo arte, la emoción que busca desatar. Recién ahí, los sonidos.

 

Otros ojos están abiertos desde hace un tiempo dentro de mí, mirando atentos con las papilas dilatadas, reposando en un terreno hospitalario que para todo tiene lugar: lo más amargo, lo dulce, lo chirriantemente ácido y lo que pica hasta matar.

 

Y pensándome como si me tratara toda yo de una lengua, he buscado amorosamente donde es que lo amargo, que no tiene más origen que el pasado, se enclaustra. He hecho gárgaras con lo dulce que da vueltas juguetonas y no se deja pasar. He tocado mi ácido que tantos problemas y ataques de risa me ha dado y lo picante, incomprensible y dolosamente placentero.

 

Sin olvidar jamás que los frutos caen ya podridos al suelo, arranco estos textos de mí, sin opción. Es tiempo de cosechar, seguro habrá cosechas mejores.

 

 

Otras lenguas     

 Ja lesco berniso

Yo también llegaré hasta el final

 

Razoli jamino ende ca

Preferiría no tener que hacerlo

 

Caluas mendicaso dem te

No eres tú, soy yo

 

Trie, trie, trie

Sí, sí, sí

 

Ka manico?

Te gustan mis hombros?

 

Adornanti belesco austro

A veces padezco de soledad

 

Valiera mendal sarmano ki

Sería mejor si guardamos silencio

 

trans mi luas en vi

Mientras estés conmigo tú no morirás

 

Hadés

Jamás

 

retret mi ques tanar foran qui mi

Volverás o es que te quedarás para siempre conmigo

 

Triem ned

Tengo miedo

 

¿Y el amor?

El amor no se dice en otras lenguas

Se hace con ellas.

 

 

 

 

Término medio

No te quemas en el infierno solo te cueces en el purgatorio

 

 Temblor

                                                           pero no terremoto

 

Garuíta misia antes de abrir el segundo ojo

A mediodía resolana hasta dejarte chino

Razones sobran menos la risa.

 

Debiéramos cobrar por cargar este cielo sobre nuestros hombros.

Una marcha de protesta frente al ministerio de trabajo

¡Grati en julio para los que soportamos tanto peso!

 

Lima es una sala de espera.

Sensación de Elisa extraviada entre los millones de papeles del seguro social

El guachimán mastica una maderita y dice

                                                                       fácil que es negativo 

 

No me hables de cosas fáciles con tanta seguridad. 

 

Solo en las líneas de nuestras manos se escribe que

una masacre tuvo lugar en las alturas

Pero aquí nada se mueve y nada se va a mover

 

El infierno acaba justo donde empieza su porqué

pero este purgar por purgar, este simple sinporqués

Deja sangre roja en el centro y vísceras tembleques que pulsan infectas

Por dentro todo late, siempre, como si vida

pero podrida.

Por fuera cenizas platinadas

 

Cómo es!? Pregunta el chico dorado desde las intocables alturas de unos buenos toques de scan. Cómo quieres que sea!? Pregunta la mujercita adorada con tetotas y culo de silicona de avión.

 

Por el puente a paso ligero

al alcalde le da vértigo que hoy veas a los niños esquineros

lamer con placer un bocado oxidado

que en lenguas menos curtidas provocaría vómitos de contracciones calámbricas

y te quieras suicidar.

Dos metros más allá sobredosis de pasta en la mar

un timbal de ñoquis, linguinis y spaghettis en crema de agujas y kerosene para olvidar.

 

 

El infierno acaba justo donde empieza su porqué

Pero este purgar sin saber cuánto tiempo ni porqués.

 

 

Lo siento

tendrá que esperar

No encuentro los resultados, quizá mañana, quizá en un rato más.

 

Esta es la sala de espera

En la que pasas 11 de los 12 días que no sabes que te quedan

Sentado, en silencio, pensando en cómo nada.

Nada de nada.

 

A lo lejos

unas voces

gritan algo de cielo,

algo de gris,

de peso.

 

 

 

La tristeza soy yo

Tristeza totalitaria

ha tomado posesión del territorio en el que habita mi mente

toco triste el borde de la taza de café frío

miro triste las arrugas de la lechuga más verde

rozo triste al que tropieza conmigo en algún agujero de la pared

leo triste el horóscopo chino

como triste la ensalada de menta

miro triste el hilito que cuelga de la basta

                                               del chico de ojos largos que espera el tren

me paro triste me baño triste camino triste parezco triste soy triste

tres tristes tristes

¿quién quiere ser la triste esta vez?

 

no, la tristeza no es más grande que yo

la tristeza soy yo

y no puedo quitarme de encima

 

tristeza totalitaria no se anuncia ni da razones

sino que arrima a empujones a todas las otras que soy

al campo de exterminio de los placeres palabra y abrazo

 

triste tristeza

grita un silencio tan alto que hiere su propia garganta

y ya nada suena y ya nada dice

nada canta nada habla

 

De pronto unos tajos finos entre mis piernas

¿será que ahí la garganta de la tristeza?

entonces exijo su vientre

y corro a la cocina por filos

para destriparla y liberar

a todas las otras que soy yo,

la de feroces sabores y amores

 

pero en estos tres instantes silábicos que duran lo que me demoro en decir instante

no busco ni encuentro a la tristeza

la tristeza soy yo

y quiero quedarme conmigo

 

ins – tan –te

sigue ahí

tristeza totalitaria

 

 

 

A tiempo

 ¿Qué pensabas?

¿que te ibas a poder esconder para siempre detrás de mí?

me río con rabia de ti.

 

No sabía que incluso había soñado con este momento

en el que cuentan que al principio liberaste valientemente

a la bestia de los mil rostros, 

luego empezaste a correr

y lunas no tan llenas acompañaron por siglos tu carrera sangrienta

 

pobre niña

ha perdido ya casi toda la piel de los pies

 

Tras doce vidas de pasos rápidos

una tarde, cruzando alguna otra frontera,

dejaste de correr

 

Con los ojos de carne color frambuesa

huevos babosos colgando de las orejas

y el timbre de voz del tenor de un pellizco

 

la Sandra buena ya no juega.

 

Entre toses y flemas te obligué a abrir la boca

y con hilos de acero

delineé bien tus labios

luego me colé con forma de asteroide por tu tráquea

aún te recuerdo ajustando como virginal y yo con cola de fuego.

 

Las paredes ceden a mi paso

¿Todavía no aprendes que resistirse es el dolor?

 

 A secas

 Cada vez que te vas soy desierto tras la tempestad

algo parecido a como recuerda el sobreviviente el día previo al diluvio universal

 

Me germinas regándome caricias

tendiendo mi piel al sol como si fuera canela

cubriendo mi mirada con lisos callos gruesos

 para que no se queme

 

Trasgresor inconsciente de los límites de mis amores y de mi violencia

no me hagas cosquillas con tus palabras que por la noche voy a llorar 

Me riegas de las raíces más profundas

a los finos pétalos que crecen al principio de mi lengua

y ya por la mañana, floreo

 

                                                floreo por las orejas, por las axilas, entre los dedos.

 

 

 

Antojo número 1

Tengo ganas de ponerme linda.

De pasar por una tienda a medio día y ver unos aretes de cristalitos púrpuras.

Pasar a probármelos y pensar en la falda y las sandalias tejidas.

Decir me los llevo.

 

De que llegue la tarde y una lluvia nunca antes vista inunde la ciudad y que mueran los necios que no saben respirar aire de mar.

Que pasen los tiempos y de las murallas de cemento crezcan enredaderas de flores coral y en las veredas se formen charcos de aguas mansas que conviertan nuestra luz en arcos de colores.

 

De que llegue la noche y que sea contigo

cargando un pez olvidado de branquias quebradas en una bola de cristal.

Que mueva una aleta y una gota de su mar caiga en uno de los cristales de mis aretes.

 

Que con un rayo de luz de luna brille tanto que capture tu mirada atenta

y al final de la noche mires mi púrpura , mi caramelo y mi azulino con ojos de qué linda

cada vez que yo me pongo linda.

 

Antojo número 2

Uvas negras borgoña paseando por mi lengua

cuna de chocolate marfil llena de pepitas como con las que se burlan las fresas

 

Me provoca

Un hombre al que le guste hacer la siesta.

 

Tartas de moras mágicas con helado derretido

Para saborear cuando ya no andemos desnudos

guantes de lúcuma para morder mientras pienso

¿por qué será que pienso?

 

Me provoca

Me provoca una tarde de café con panes de salvado

y un hombre que sepa que decir la verdad también puede ser pecado

 

Me provoca

la puerta trasera de la casa de Gretel

el keke de naranja que Cenicienta dilata

pan de última cena

salivo cocinando gallina de huevos de oro

en reducción de vinagre balsámico.

 

Me provoca

tu boca

Tu boca

me provoca

 

 

 

Breve historia de amor para comelones

Troglodita y antropófago se conocieron en el parque

Ella llevaba los labios pintados de rosado

Se notaba que él los quería tocar.

Se miraron con cara de qué hambre

Y caminaron unas cuantas cuadras juntos entre palabras relamidas

 

Te llamo esta noche y vamos al cine

 

Troglodita y antropófago se vieron esa noche

Ella llevaba los labios sin pintar

Fueron al cine

Llevaron la cena a la cama

Comieron hasta chuparse los dedos

Y fueron felices para siempre

 

 Contigo

 Contigo creo, no solo que puedo ser flor, sino que puedo ser lila.

Que soy estrella y no me entero

que bailo cuando camino,

que salto raro cuando tropiezo.

 Las guerras son mi pretexto para amarte sin tregua

 

Contigo estoy tranquila

creo en dioses que me cuidan y no más en uno solo que descansa los domingos.

Contigo vivo en el desorden de los colores

                                   en la violencia que desatan las ganas

                                                                       en el placer con el que me honra tu placer sonrisa y tu placer gemido.

 

Los otros son mi argumento para amarte sin condiciones.

 

Eres mago del tiempo,

                                                                       abracadabra

ya no me importa

 

Contigo no solo vivo sino que me muero de ganas

no me quitas el sueño

                                                           me mantienes despierta soñando

 

contigo destapo rutas secretas al sur de mi territorio más húmedo.

Contigo no solo me abro flor sino la más lila.

  

Se necesita canción de cuna

 

Yo caminando en puntitas

para no despertar a Sandra que está triste

y no soporta su soledad.

 

Hablando en voz bajita

sin que la oiga un alma

para que Sandra que llora siga durmiendo

y no se entere de que tiene miedo

de que la pena la mata y la hace gritar

 

y de pronto

un viento de los que no se esperan

y Sandra se mueve

mientras balbucea un par de amores.

 

Abre los ojos un poco más que nunca

y empieza a llorar

otra vez como para siempre

 

El justo medio

Mezclar todos los ingredientes

y dejar reposar.

Sal al justo.

 

 

 

Historia de lilas

Porque hay varias que tenemos el mismo color

No entendí nada, no esperaba hacerlo

Pero desde el principio supe que iba a llorar

Por eso me puse a llorar

Arrugada y a gritos

 

 

Esperé comprenderlo todo, no logré hacerlo

Y dije entonces: casi todo

Como si de magos y deseos se tratara

Pero luego hubo esto de que ninguno titubeó aunque ella rogara

 

 

¿Y sólo un poco?,

¿tan poco? -pregunté

Y no entendí bien lo que me dijeron

Un zumbido sordo cargó mi pregunta.

Dicen que por Mozambique la han visto caer

Y ya ni siquiera pude preguntarla

 

 

Más tarde no pensé

Subí a sus empeines me abracé a su cintura

y con su barbilla apoyada en mi cabeza

dimos los pasos que yo no había querido volver

 

 

Entonces comprendí

Me reabsorbí en y a mí misma

como almíbar que siempre quiso ser miel

Por fin

llegué a mí

 

 Paso a paso

 Justo donde se apoyan mis pensamientos

Ahí.

 

Ahora te rogaría un poco en el angosto vacío que dejó que me arrancaran de mi madre.

 

Luego, si es que me dejo, podríamos ir adonde suda mi inseguridad

Presiento que hasta te gustaría tocarla

 

Ya sé

Por qué mejor no vas al punto de inicio de esa línea curva

que divide mis caderas en dos fuentes inagotables

¿Un poquito más?

 

Sígueme en silencio

que te llevaré por el rectiíneo laberinto que conduce detrás de mis rodillas,

esas almohaditas de piel a las que hace tiempo quiero ponerles nombre

 

domienes

                        saloras

                                               banios

 

 

¿qué tal a mi cansancio?

Ubicado en las grietas de mis codos resecos

Un poco de húmeda presión no les vendría mal

 

O a mi pena

Que tomó forma de clavícula ni bien me tragué la primera dosis de dolor hace ya más de veinte años.

 

Ahora sopla,

Que se seque y luego ponme al sol una tarde completa

La piel empezará a cuartearse sin dolor

Y verás como por dentro de verdad que soy lila

Y deseo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Advertisements

3 Comments so far
Leave a comment

“No me quitas el sueño, me mantienes despierta soñando contigo”

Interesante selección de poemas que encierran tantos sentimientos juntos, tan opuestos y llenos de verdad muchos de ellos.

Me ha encantado la forma de reflejar lo cotidiano con ese componente emotivo y sutil que solo una persona como tú es capaz de transmitir.

Te Felicito.

Comment by lyssett

Me encantan sus poemas todos son muy lindos y crativoss . La felicito.
Me gusto uno en especial” se necesita cancion de cuna” quisas sea verdad lo que dice , y le digo que milagrosamente la tisteza viaja lento y personas como usted luchan para que nose apoderen de ello , y logran salir muy rapidamente.
Que Dios y el espiritu santo la cuide e ilumine sus sueños!!

Comment by Nicole

yo tengo poemas de una persona q conoci por internet, nos enamoramos y ella encontro en el pasar del tiempo q tenia enfisema pulmonar, desde entonces me escribe y yo le escribo tenemos mas de 3000 cartas cada una, y todas parecen poemas, pq los poemas vienen del amor q brota del corazon entonces cuando amas y escribes lo q sea siempre es poesia… ella se ira habiendo conocido el amor de alguna manera y yo me siento feliz de contribuir con esa satisfaccion mi pena no tan grande cuando pienso en todo lo q aprendo de ella, cuando escribe..la conosco por sus letras.

Comment by una chica especial




Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s



%d bloggers like this: